¿Qué tenemos por aquí?

Whoopie Pie


Nuevamente traigo una dulce receta de uno de mis últimos libros de cocina "Nueva York, las recetas de culto", cuyo autor es un neoyorkino que creció en Manhattan y que actualmente vive con su familia en París, donde ha creado el restaurante bio Bob's Juice Bar y Bob's Kitchen.

De las 130 recetas que contiene os traigo la de Whoopie Pie, un tipo de dulce estadounidense considerado tanto una galleta como un pastel. Se hace con dos piezas de pastel de chocolate con crema dulce o glaseado intercalado entre ellos. Aunque se los considera característicos de Nueva Inglaterra y tradicionales entre los Amish de Pensilvania, cada vez se venden más en todo Estados Unidos. De acuerdo con los historiadores gastronómicos, las mujeres Amish horneaban estos postres (conocidos entonces como hucklebucks) y los colocaban en fiambreras para los agricultores quienes, al verlos, gritaban "¡Whoopie!". Se cree que los originales pasteles Whoopie podrían estar hechos con sobras de masa de pastel.

Empezamos ya con esta receta que espero que os guste y preparéis pronto.

Ingredientes (12 whoopies)

Para el bizcocho o galleta

85 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
130 gr. de azúcar moreno
2 yemas de huevo
35 g. de cacao en polvo
210 gr. de harina de fuerza o media
1 cucharada sopera de levadura química
10 cl. de agua
sal

Para el relleno

2 claras de huevo
2 pizcas de sal
100 gr. de sirope de azúcar de caña
100 gr. de azúcar blanca
1 cucharadita de café de extracto de vainilla

Preparación

1) Precalenar el horno a 200 ºC. En un bol mezclar la harina, la levadura y el cacao. En otro bol batir enérgicamente la mantequilla y el azúcar moreno hasta que la consistenica de la mezcla sea cremosa. Añadir a continuación las yemas de huevo, y a continuación la mezcla de harina realizada al principio, la sal y por último el agua, y seguir batiendo hasta que todo esté bien mezclado.

2) Preapara una bandeja de horno con una base de papel vegetal para horno y sobre el mismo ir formando bolas con la ayuda de una cuchara sopera o, para que queden más parecidos, con una manga pastelera. Hornear durante 8 minutos. Sacar del horno y dejar enfriar.

3) Vamos ahora con el preparado para el interior. Batir las claras de huevo con una pizca sal, bien a mano o con una batidora de varillas eléctricas. Cuando empieze a hacer espuma, añadir poco a poco el sirope de azúcar de caña, y cuando haya doblado su volumen, añadir poco a poco el azúcar blanca y la vainilla, y continuar batiendo hasta que la consistencia del merengue sea homogénea y esponjosa.

4) Con ayuda de una cuchara o de una manga pastelera, repartir el relleno sobre una base de bizcocho que ya se habrá enfriado y tapar con otra mitad, y así, tendremos listos en un momento nuestros deliciosos whoopies.

Espero que os gusten...

Un beso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada